HORMONAS SEXUALES EN LA ARTRITIS

Estas hormonas sexuales en la artritis juegan un rol importante porque
los estrógenos femeninos facilitan la proliferación celular, especialmente la de los macrófagos. Además los estrógenos son metabolizados en el tejido sinovial a través de la acción de aromatasas que están incrementadas en las sinovitis crónicas, por consiguiente , los estrógenos están aumentados en el líquido sinovial de las pacientes femeninas con Artritis Reumatoidea.
Además los estrógenos son metabolizados en el tejido sinovial a través de la acción de aromatasas que están incrementadas en las sinovitis crónicas, por consiguiente , los estrógenos están aumentados en el líquido sinovial de las pacientes femeninas con Artritis Reumatoidea.

Por encima de todo, los andrógenos se encuentran disminuidos en el liquido sinovial de las mujeres con artritis reumatoidea debido a su transformación local en estrógenos por actividad de las aromatasas tisulares. En conclusión cabe destacar que los andrógenos se encuentran disminuidos y los estrógenos están aumentados en el fluido sinovial debido a un incremento local además de la transformación de andrógenos en estrógenos por las aromatasas tisulares.

FACTORES DE RIESGOS Y ENFERMEDADES AUTOINMUNES REUMÁTICAS

Las Condiciones genéticas, género femenino, las infecciones crónicas y el estrés igualmente, del mismo modo representan una importante pista para los factores de riesgos relacionado con las hormonas sexuales en la artritis, donde los estrógenos más bien representan justamente uno de los pricipales factores de riesgos para el desarrollo de las enfermedades reumáticas autoinmune de prevalencia es reconocida en mujeres

La edad de los pacientes sin duda no representa por sí mismo un factor de riesgo , debido a esto, las enfermedades autoinmunes pueden debutar a cualquier edad, aunque, por su puesto a diferentes edades, probablemente algunos cambios relacionados con la edad pueden tener importancia como factor de riesgo, como resultado los estrógenos deben considerarse, aún más como factor de riesgo

Ambos, las infecciones crónicas y el estrés parecen jugar un rol conjunto con otros factores de riesgos de enfermedades reumáticas autoinmunes.

RITMO CIRCADIANO Y ARTRITIS

La melatonina es producida en las primeras horas de la noche (activa la respuesta inmune TH1), consecuentemente, la melatonina no debe ser administrada nunca en pacientes con artritis Reumatoidea ya que incrementa la reacción inflamatoria. En contraste, el cortisol se produce durante el amanecer (regulador inhibitorio), que inhibe la respuesta inflamatoria, sin embargo, ambos regulan el ritmo circadiano de la respuesta inmune e inflamatoria.

Ciertamente la terapia glucocorticoide en las enfermedades reumáticas autoinmunes deben ser administrada temprano la mañana, o en la madrugada temprana (3 am) para optimizar su acción antinflamatoria. Es bien conocido que las hormonas nocturnas regulan el ritmo circadiano de la respuesta inmune actuando a través del balance entre la activación de TH1 y TH2. En conclusión, La melatonina es producida en la noche temprana, El cortisol se produce en la mañana temprana, de forma tal que el ritmo de producción de citocinas es regulado por la alternancia de efectos ejercidos nocturnamente por la hormona melatonina (potenciador), y el cortisol (inhibidor).

ESTROGENOS Y RESPUESTA INMUN

ESTRÉS Y ENFERMEDADES CRÓNICAS INMUNES

El estrés crónico es un factor de riesgo de enfermedades reumáticas inmunes ya que induce una condición de hipofunción adrenal, con reducción de la producción de cortisol. El sistema de respuesta de Estrés es inducido por diferentes eventos tales como el estrés interpersonal, las infecciones crónicas, cirugías, etc. Las Infecciones o cirugías en pacientes afectados por enfermedades reumáticas crónicas autoinmunes activan el sistema de respuesta de estrés e inducen un hipoadrenalismo subclínico

Como las mujeres producen más estrógenos, es que desarrollan Artritis Reumatoidea en una relación de 3:1 con respecto a los hombres.

El tratamiento con bajas dosis de glucocorticoides podría ser una terapia de remplazo para la activación crónica del sistema de respuesta de estrés. Esta activación del sistema de respuesta de Estrés esta casi siempre involucrada en las enfermedades reumáticas, algunas veces como factor de riesgo y siempre como consecuencia de la cronicidad, la relación constante de Las hormonas sexuales en la artritis.

AGENTES BIOLÓGICOS Y RED NEUROENDOCRINA

Los agentes biológicos no pueden interferir directamente con actividad del sistema de respuesta al Estrés. Sin embargo, solo los bloqueadores del factor de necrosis alfa tumoral (TNF) han mostrado que interfieren con la respuesta inmune neuroendocrina a aumentando los niveles de síntesis de cortisol. Los agentes biológicos al reducir la concentración de citoquinas proinflamatorias tales como TNF y IL1 pueden interferir con sus efectos inmunes neuroendocrinos relacionados con su interacción.

En pacientes con artritis reumatoidea la terapia con bloqueadores TNF parecen reducir la necesidad de administración exógena de glucocorticoides debido a que inducen el incremento de la síntesis de cortisol endógeno mediante la activación de sus vías metabólica mediante la reducción del bloqueo.

ESTROGENOS Y ENFERMEDES REUMATICAS

Las citoquinas inflamatorias (TNF, IL1, IL6) particularmente incrementan la sinovitis en la AR, y como resultado son capaces de estimular marcadamente la actividad de la aromatasa en la periferia. La actividad incrementada e inducida por las aromatasas para la producción local de citoquinas proinflamatoria (TNF, IL1, IL6) puede explicar el balance alterado resultando en bajos niveles de andrógenos y altos niveles de estrógenos (principales de las hormonas sexuales en la artritis) en fluido sinovial de la Artritis Reumatoidea.

El metabolismo periférico de los estrógenos induce la síntesis de metabolitos muy activos que están involucrados en el proceso de proliferación celular y tisular. Altas concentraciones de estrógenos han sido detectadas en el fluido sinovial de ambos sexos con AR. La mayoría de los estudios han demostrado el efecto anti- apoptótico de los estrógenos.

LA HORMONA VITAMINA D Y EL SISTEMA INMUNE EN LAS HORMONAS SEXULAES EN LA ARTRITIS

Las Hormonas como la Vitamina D, los estrogeneos, y los Androgenos son derivados del Colesterol.

HORMONAS SEXUALES DERIVADAS DEL COLESTEROL

Otra de las hormonas sexuales en la artritis que cada vez gana más valor fue el descubrimiento del receptor de vitamina D (VDR) en las células del sistema inmune, y el hecho de que varias de estas células produzcan hormona vitamina D (síntesis intracrina: La señal intercelular es intracrina cuando se produce la síntesis de esteroides localmente activos en tejidos de órganos blanco periféricos), sugieren que la vitamina D puede tener propiedades inmunoreguladora.

Hay datos epidemiológicos robustos y fuertes sobre la deficiencia severa en suero de los niveles de 25 OH Vitamina D en pacientes con LES. La vitamina D es una hormona esteroidea que surge del cortisol.

Tanto las células del sistema inmunológico innato y adaptativo incluyendo macrófagos, células de dendríticas, Linfocitos T, Linfocitos B, han mostrado ser blancos directos de metabolitos de la vitamina D. Similarmente la vitamina D regula ambos tipos de inmunidad, suprimiendo la inmunidad adaptativa, y potenciando la respuesta inmune innata

LA HORMONA VITAMINA D Y LAS ENFERMDADES AUTOINMUNES

Sujetos controles sanos con ANA -positivo son significativamente más propensos a tener deficiencia de Vitamina D, que sujetos controles sanos ANA-negativos. Además, La 25 hydroxi-vita D3 fue encontrada ser inversamente proporcional a la actividad clínica del LES. Los niveles séricos de vitamina D son más elevadas en el final del verano en todos los sujetos siguiendo la temporada soleada. Como consecuencia los brotes de enfermedades autoinmunes pueden ser más frecuentes en invierno y primavera cuando los niveles séricos de vitamina D son los más bajos en todos los sujetos.

Se encontró que los niveles séricos de Vitamina D eran significativamente más bajos en pacientes con Artritis reumatoide (AR) que en la población saludable. Adicionalmente fue también hallado que los niveles más bajos de vitamina D fueron asociados con niveles más altos de actividad de la enfermedad de Artritis reumatoidea.

Los mecanismos por el cual la 1,25 (OH) 2D3 suprime la inmunidad experimental consiste en que la vitamina D induce a las células T reguladoras, y las natural Killer células T.   Debido a esto a inducción de estas células reguladoras y la directa inhibición de las células TH1. Han sido encontrado significativamente niveles menores de Vitamina D en paciente con LES y AR que en la población de edad y temporada saludable. Debido a lo anterior, el rol potencial de la suplementación de Vitamina D podria ser en primer lugar en la prevención y tratamiento del LES se ha convertido en una realidad, especialmente con las dosis de Calcitriol de 2000-4000 UI.

EL ROL DEL SISTEMA NERVIOSO SIMPATICO ADRENERGICO (SNS)  Y LAS HORMONAS SEXUALES EN LA ARTRITIS

Está bien comprobado que el sistema nervioso simpático (SNS) está presente a nivel de las articulaciones, especialmente del tejido sinovial. La cooperación entre el SNS y el el Eje hipotalámico-hipofisario-adrenal (Eje HHA/HPA axis cortisol) también se altera debido a la perdida de fibras nerviosas simpáticas en el tejido inflamado y a la inadecuada secreción y degradación del cortisol.

El SNS por lo tanto, juega un rol pro-inflamatorio en la fase temprana de la artritis, pero juega un rol antinflamatorio en la fase crónica de la artritis. La sinovitis crónica se caracteriza por reducir la presencia de nervios del SNS en el tejido sinovial. La Noradrenalina es producida durante la activación temprana del sistema nervioso simpático como respuesta al estrés junto con el cortisol, y es el mayor mediador del SNS.